Rutas Aragón

 

Ropa que no faltará en tu armario de senderista

Comparte :
ropa armario senderista

Primero hay que aclarar una cosa: si somos personas no demasiado duchas en la materia, es probable que nos falten muchas de las cosas que en este artículo vamos a listar. No pasa nada. Es normal que si nunca hemos hecho senderismo, o todavía damos los primeros pasos (nunca mejor dicho), aún no estemos muy preparados. Lo mismo pasa con los que empiezan a correr, a montar en bicicleta o a patinar. Os aseguramos (y esto es por pura experiencia) que si empezáis a hacerlo y os gusta, os acabaréis enganchando y comprando todo lo necesario para que el vuestro sea, de verdad, un armario de senderista.

7 Cosas que no pueden faltar en el armario de un senderista

  1. Botas: vitales, imprescindibles, inexcusables. Se nos acaban los adjetivos. Sin unas buenas botas nuestras posibilidades a la hora de hacer senderismo se reducirán sobremanera. Por no hablar del evidente riesgo de lesión.
  2. Pantalones: en el armario del senderista tampoco pueden faltar unos pantalones apropiados. No hace falta que nos gastemos mucho dinero. Obviamente, si adquirimos unos pantalones buenos, con refuerzos y calentitos, habrá que pagarlos. Pero seguro que, al menos al principio, nos conformamos con hacer senderismo en verano. En ese caso hay muchos pantalones con precios asequibles. Importante es que tengan varios bolsillos y que sean impermeables, ya que, aunque estemos en época estival, la lluvia nos puede sorprender en cualquier momento.
  3. Chubasquero: seguimos con la lluvia. Siempre debemos llevar un chubasquero en la mochila (otro artilugio imprescindible en el armario del senderista) porque no sabemos cuándo van a despertar las nubes.
  4. Camisetas transpirables: muy importantes. Cumplen dos funciones básicas: dan frescor y evitan los malos olores.
  5. Camisetas térmicas: si es invierno es mejor llevar una camiseta térmica. Es importante que no sean las más baratas de la tienda, merece la pena gastar un poco más y que nuestros pezones no se resientan. Los runners saben bien de lo que estamos hablando.
  6. Calcetines: puede parecer un aspecto fútil, pero nada más lejos de la realidad. En tu armario de senderista tiene que haber unos buenos calcetines. Han de ser cálidos y con cualidades para absorber el sudor.
  7. Bastones: estos los podemos guardar en el armario del senderista o en cualquier otro lugar. Alguien que nunca haya hecho senderismo pensará que no son tan importantes. Una vez que complete (si lo consigue) su primera ruta, irá corriendo a la tienda a por ellos.

Autor: Óscar

Apasionado de la naturaleza y el senderismo, paso horas descubriendo nuevos lugares de nuestra comunidad. ¿Me acompañas?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *