Rutas Aragón

 

Siete de los principales refugios de los Pirineos aragoneses

Comparte :
refugios pirineos aragoneses

Los espectaculares Pirineos aragoneses hacen de esta comunidad un espacio pintiparado para la práctica de multitud de deportes de montaña: desde el más básico como el senderismo, hasta la escalada o el rapel, pasando, por supuesto, por el montañismo. Los que gustan de la montaña, y aprovechan para pasar en ella sus momentos de asueto, saben de la importancia que tienen los refugios. Los refugios de los Pirineos aragoneses son muchos y buenos.

No vamos a repasar en este artículo todos los refugios que hay en los Pirineos aragoneses (17 en total), simplemente mencionaremos algunos de los que se consideran más importantes. No pretendemos, por supuesto, menospreciar a ninguno. Todos son válidos y cumplen una labor absolutamente esencial.

Siete refugios en los Pirineos aragoneses

  1. Refugio de Ángel Orús: se encuentra en el valle de la Aigüeta de Eriste, a una altura de 2.150 metros, justo al pie de las Agujas de Forcau. Tiene agua caliente, aula polivalente, servicio de comidas, bar, mantas, calzado de descanso y calefacción.
  2. Refugio de Bujaruelo: en el espectacular valle de Bujaruelo, en el límite del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, se encuentra este refugio que antaño fue un hospital de peregrinos. Dispone de duchas de agua caliente, calefacción, bar, mantas y servicio de comidas.
  3. Refugio de Góriz: clave porque es parada inexcusable cuando se trata de acometer el ascenso al Monte Perdido, la tercera cumbre más alta de los Pirineos. Lleva 50 años en funcionamiento y tiene ducha, servicio de comidas, bar, calzado para el descanso, taquillas y cocina libre.
  4. Refugio de La Renclusa: si importante es el anterior porque da paso al Monte Perdido, qué decir de este que inicia el ascenso al Aneto (el pico pirenaico más alto). Los que allí lleguen dispondrán de ducha, calefacción, agua caliente, mantas, bar, servicio de comidas, calzado y enfermería.
  5. Refugio de Pineta: a 1.240 metros de altitud, al fondo del valle de Pineta, está este refugio de los Pirineos aragoneses que ofrece duchas, agua caliente, calefacción, mantas, taquillas, servicio de comidas, calzado de descanso, cocina libre y aula polivalente.
  6. Refugio de Respomuso: tristemente famoso en los últimos días porque, el pasado 4 de febrero, un alud lo atravesó. Obviamente se encuentra temporalmente cerrado. Sin embargo, no está de más mencionarlo. Tiene duchas, agua caliente, bar, servicio de comidas, calefacción en el comedor, taquillas, mantas, aula polivalente, calzado de descanso y cocina libre. Un aspecto muy destacable es el gran número de rutas de senderismo que rodean al refugio de Respomuso.
  7. Refugio de Riglos: no podíamos dejar de mencionar este refugio por estar situado en uno de los parajes más bonitos de Aragón, de España y, posiblemente, del mundo: los Mallos de Riglos. Ofrece ducha, calefacción, agua caliente, servicio de comidas, bar, mantas, salón de entrenamiento, salón de actos, cocina libre y habitaciones con baño.

Autor: Óscar

Apasionado de la naturaleza y el senderismo, paso horas descubriendo nuevos lugares de nuestra comunidad. ¿Me acompañas?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *