Rutas Aragón

 

Media Maratón de Zaragoza: recorrido y características

Comparte :
media maraton zaragoza

Tuerces a la derecha en la calle Alfonso. Cientos de personas sacan humo de sus palmas al verte pasar. No te conocen, no saben quién eres, pero te ovacionan y animan. Reconocen tu esfuerzo. Dos kilómetros antes, cuando tus cansadas piernas pisaban el asfalto del paseo de Echegaray y Caballero, creías imposible llegar. No te llegaba el aliento. No podías más. Pero ahora te ves capaz de todo. De seguir corriendo varios metros más. De levantar los brazos, sonreír. Quizás llorar. Abrazar a tu compañero, que también lo ha conseguido. A tu novia, novio, padre o madre. Acabas de terminar la Media Maratón de Zaragoza y te crees el mejor.

No has ganado, ni muchísimo menos. Eres el 800 de 3.000. Puede que el 3.000 de 3.000. Da igual. Internamente eres el campeón. El líder. La medalla de oro. Nunca se podrá criticar a una persona que realiza una media maratón. Aunque la haga en cuatro horas, incluso aunque no llegue. El simple hecho de intentarlo amerita un respeto. Merece admiración.

Y así, con estos sentimientos. Con objetivos competitivos o simplemente para superarse, cada año miles de personas recorren las calles de la capital aragonesa en la Media Maratón de Zaragoza. Una carrera que ya se ha consagrado como una de las medias maratones más importantes del calendario atlético español. De la hoja de ruta runner, como gustan de decir algunos.

El recorrido de la Media Maratón de Zaragoza

El pasado 13 de mayo se disputó la décimo séptima edición de la Media Maratón de Zaragoza. 3.000 corredores y corredoras hoyaron el asfalto maño para, en muchos casos, cumplir un sueño. Para otros como Said Aitadi, ganador con un tiempo de 1:05:22, supuso la consecución de una victoria de prestigio.

Partiendo del paseo de Echegaray y Caballero, la media maratón circula, en gran parte, a la era del Ebro, corazón de la ciudad y emblema de Aragón. Cruzando por el puente de Santiago para recorrer la margen izquierda cerca del río. Posteriormente un zigzagueante recorrido por el barrio del Arrabal para volver a la margen derecha por el puente de Manuel Giménez Abad.

Dos vueltas a un recorrido, que varía en la segunda. Los últimos kilómetros se llevan a cabo por arterías vitales de la ciudad como San Vicente Paul, Coso, Don Jaime o Alfonso. Todo ello para llegar a la plaza del Pilar en loor de multitudes. La Media Maratón de Zaragoza aúna vías estrechas con amplias calles. Subidas y bajadas. Se puede considerar de dificultad media.

Desde este blog no podemos por más que recomendar fervientemente que participen en esta carrera. No hay que ser un superhombre, ni una supermujer. La dificultad no es muy alta. La emoción, sí.

Autor: Óscar

Apasionado de la naturaleza y el senderismo, paso horas descubriendo nuevos lugares de nuestra comunidad. ¿Me acompañas?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *