Rutas Aragón

 

Las peculiaridades del ciclismo en invierno

Comparte :
peculiaridades-ciclismo-invierno

Para los amantes del ciclismo de montaña que disfrutan recorriendo laderas, ascendiendo y descendiendo estribaciones, en contacto emocionante y divertido con la naturaleza, resulta muy frustrante cesar en su actividad en los meses de invierno.

Hay menos horas de luz y se reduce la visibilidad. La climatología es desfavorable para un deporte outdoor, por las precipitaciones, nieve y frío. Sin embargo, no hay que renunciar necesariamente al ciclismo durante esas fechas si tomamos previsiones y extremamos precauciones. Disfrutaremos de nuestra bici también en invierno, si adoptamos preparativos especiales.

Respecto a la bicicleta, si habitualmente preparamos elementos  y herramientas básicos antes de ponernos en ruta para cualquier avería, pinchazo o contratiempo, en invierno deberemos ser aún más minuciosos. Se impone una revisión exhaustiva de elementos fundamentales como iluminación que nos haga bien visibles, neumáticos más apropiados al especial estado del terreno, o frenos preparados para un suelo en malas condiciones.

A nivel personal, el frío supone un gran contratiempo. Nos obliga a abrigarnos más. La vestimenta debe de ser adecuada a los rigores invernales para disfrutar de nuestra aventura. Se impone el “sistema de capas”, consistente en llevar varias prendas superpuestas.

•    La primera, pegada a la piel y nunca de algodón, sino de material que permita expulsar el sudor.
•    La segunda sirve para abrigar, pero también debe evacuar sudor.
•    La tercera capa aislará de lluvia y viento. Impermeable, pero sin dejar de expulsar completamente el sudor, para evitar condensación del mismo.

Las partes periféricas, cabeza, manos y pies se enfrían antes y deben ser convenientemente protegidas. El frío en orejas y cabezas resulta muy doloroso. Bajo el casco resulta muy útil un gorro no demasiado grueso, en las manos unos buenos guantes. En los pies, la mejor opción son zapatillas específicas de ciclismo de montaña que te mantendrán cómodo y seguro.

Estas zapatillas permiten pasar horas sobre la bicicleta, atravesando terrenos escarpados y accidentados con menor dificultad por la mezcla de rigidez en su suela de goma, que transmite toda la fuerza al pedal y suficiente flexibilidad para otorgar comodidad en pisos irregulares.

Lo adecuado es elegir buen calzado, como las Zapatillas Shimano, referencia en el sector y previstas para rodar por terrenos rápidos y accidentados, sin renunciar a la comodidad en los pies. No hay necesidad de pasar frio o tener los pies mojados, échale un vistazo a bikestocks donde encontrarás muchas opciones interesantes para poder disfrutar con cualquier tiempo.

Y vosotros, ¿Qué equipación usáis cuando las temperaturas bajan demasiado?

Autor: Óscar

Apasionado de la naturaleza y el senderismo, paso horas descubriendo nuevos lugares de nuestra comunidad. ¿Me acompañas?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *