Rutas Aragón

 

Empezando con el trekking

Comparte :
trekking

Si estás empezando con el trekking o senderismo el artículo de hoy te va a gustar ya que vamos a ir viendo algunos consejos básicos para iniciarse adecuadamente en esta actividad que transcurre por senderos naturales, bosques, valles, entre ríos y lagos… Todo ello para disfrutar de maravillosos paisajes mientras se camina y se respira aire puro.

Las botas en senderismo son las principales herramientas y aquello a lo que debemos prestar especial atención. Éstas deben ser impermeables ya que aunque sea verano y preveas buen tiempo puede desatarse una tormenta inesperada y es mejor prevenir. Fundamental, también, que transpiren para que los pies no se queden húmedos si se han mojado por el sudor, por efecto del agua o por lo que sea. El suelo por el que transcurrirá el recorrido puede presentar un montón de características diferentes durante el mismo trayecto, por eso la suela de las botas deberá ser con tactos y antideslizante, para un buen y seguro apoyo. En cuanto a la altura, las de caña alta suelen ser las más recomendables ya que sujetan el tobillo y se puede producir, si no es así, alguna torcedura. Finalmente, deberán ser cómodas y a la vez resistentes porque pisarás piedras, tierra o todo tipo de suelo, pero siempre debes llevar los pies confortables.

Una jornada de trekking puede durar un par de horas de paseo agradable o incluso desarrollarse durante varias jornadas con acampada incluida. Existen diferentes niveles y como estamos hablando de los comienzos no nos extenderemos hacia consejos para personas más experimentadas.

Beneficios de practicar trekking

Muchos son los beneficios que ofrece la práctica de esta actividad. Por un lado, la desconexión de la rutina y del estrés de la vida diaria que supone realizar una escapada al campo o la montaña para hacer un ruta en familia o con amigos.

Asimismo, el sistema respiratorio y cardiovascular mejora y quienes comienzan en esto del senderismo logran un funcionamiento más adecuado de músculos y articulaciones. Se encuentran mejor física y mentalmente. Los músculos que más trabajan son gemelos, cuádriceps y glúteos. Si no has hecho nunca no es recomendable que te lances a una súper andada sin cierto entrenamiento previo, así que evita un cansancio excesivo empezando con pequeñas salidas suaves y poco a poco incrementa el tiempo y la dificultad de las mismas. Evitarás dolores y también alguna lesión que pueda aparecer por la falta de práctica.

Autor: Óscar

Apasionado de la naturaleza y el senderismo, paso horas descubriendo nuevos lugares de nuestra comunidad. ¿Me acompañas?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *