Rutas Aragón

 

Cómo hacer una vía ferrata: guía para principiantes

Comparte :
consejos-via-ferrata

Una vía ferrata es un trayecto vertical que se encuentra equipado con elementos que favorecen el ascenso con mayores condiciones de seguridad para aquellos senderistas o montañeros que no están muy acostumbrados a escalar. Para ello se pueden ayudar de clavos, pasamanos, tirolinas, cadenas o puentes colgantes, aunque es una actividad que también entraña sus riesgos.

Hoy vamos a ver algunos consejos básicos para hacer una vía ferrata, principalmente para aquellas persona que todavía no han hecho ninguna.

  1. En primer lugar debes elegir una vía ferrata que se ajuste a tu nivel. Las hay de menor o mayor dificultad, por eso si eres principiante es mejor que elijas una sencilla. Consulta el tiempo y hazte con una cuerda que sea lo suficientemente larga. Deberás hacer un entrenamiento destinado a aprender maniobras de rápel e izado.
  2. Utiliza botas de montaña semirrígidas con talón o zapatillas de montaña para que te encuentres más cómodo cuando estés de pie en los soportes correspondientes. Debe ser un calzado de suela gruesa que no resbale y que no sea muy pesado. Usa guantes que tengan los dedos cortados para agarrarte mejor y protegerte al mismo tiempo.
  3. Emplea un elemento de amarre con absorbedor de energía. Se trata de una forma de asegurarte cuando estés haciendo la vía ferrata ante las posibles caídas.
  4. Y es que, aunque estés sujeto, las caídas pueden llegar. En este caso, el problema llega por un posible choque contra la roca de la montaña, el cable, los clavos u otros elementos. Un caída tiene dos fases: el deslizamiento por el cable, con el amarre inactivo, y el choque con el primer anclaje que accionará el disipador de energía.
  5. Cuando te sientas cansado, asegúrate con el cabo corto al cable o a un barrote y descansa. No fuerces tu cuerpo. Sacude los brazos hacia abajo para relajarte y poder continuar la ascensión con más fuerza.
  6. El casco es indispensable. Te protege de posibles caídas de piedras o de objetos que se puedan caer sin querer de la mochila o de los anillos portamaterial de los arneses. No son cosas que pesen en exceso pero al coger inercia con la caída pueden hacer verdadero daño si te dan en la cabeza.

Material necesario para hacer una vía ferrata

Ya hemos ido dando pequeñas pinceladas, pero te resumimos el material imprescindible que necesitas para hacer una vía ferrata:

  • Casco. Debe estar bien ajustado a la cabeza y debemos asegurarnos de que la correa que se sujeta en la barbilla se abre y se cierra bien. Puedes usar cualquier caso homologado para alpinismo o escalada.
  • Arnés. Si es regulable en las piernas será más fácil ponérselo sea cual sea la ropa que lleves. Lo puedes combinar con uno de pecho, que para los niños es obligatorio.
  • Guantes. Se recomienda su uso para proteger las manos. Los de cuero son más resistentes y si los llevas con dedos cerciórate de que sean blandos y te dejen moverlos bien.
  • Cuerda y descensor. Necesario si quieres volver haciendo rápel o para asegurar a otra persona en un paso complicado. El uso de cuerda es obligatorio con los menores y personas de menos de 45 kilos y más de 100 kilos. En la vía ferrata no basta con llevar cuerda y asegurador, ya que necesitarás más material de escalada como cintas expresas para asegurarte adecuadamente.
  • Disipador. Es el elemento que amortigua el golpe si nos caemos y debe estar homologado para vías ferratas. Es de uso obligatorio.
  • Tercera baga. Te dará mayor seguridad en algún paso complicado y te ayudará a descansar. Es un anillo de cinta cosida con dos mosquetones que se ata en el arnés.

Ante cualquier duda, no te lances a la montaña sin haber hablado con una persona experta en el tema que te ayude a equiparte como es debido.

Autor: Óscar

Apasionado de la naturaleza y el senderismo, paso horas descubriendo nuevos lugares de nuestra comunidad. ¿Me acompañas?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *